El sistema HIDROPONIC®. La jardinería de vanguardia.

Aplicado a la jardinería de interior desde los años 60, el cultivo de plantas sin tierra se remonta, en realidad, a los jardines colgantes de Babilonia.

Más recientemente, se utilizó en la segunda guerra mundial para cultivar verduras frescas en lugares inhóspitos. En este caso, las plantas se sustentaban en unas mallas y las raíces colgaban en un depósito con solución nutritiva de donde tomaban directamente el agua y las sales nutritivas.

La sustitución de la tierra por un substrato limpio e inalterable al paso del tiempo aporta enormes ventajas en el cultivo de plantas ornamentales de interior. Asimismo, el aporte de nutrientes mediante la disolución de minerales en el agua de riego, optimiza la nutrición y hace que las plantas crezcan más sanas y robustas.

Actualmente se puede encontrar como un sistema completamente estandarizado, preparado para ser utilizado por cualquier persona dada su gran sencillez y facilidad de funcionamiento . Con el sistema HIDROPONIC ® se obtienen los mejores resultados con los mínimos cuidados y el máximo ahorro.